La sentencia de 3 de junio de 2019 del Tribunal Supremo (TS) ha resuelto el recurso contencioso-administrativo interpuesto por parte de la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) contra los artículos 25, 39 y 51 del Reglamento General de Desarrollo de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, en materia de revisión en vía administrativa, aprobado por el Real Decreto 520/2005, de 13 de mayo (RRVA) y que fueron modificados a través del Real Decreto 1073/2017.

En la sentencia publicada recientemente, el TS se ha centrado en resolver las alegaciones efectuadas en relación con la nueva redacción del artículo 51.2 del RRVA, puesto que en los demás casos ha entendido que las pretensiones formuladas por la AEDAF carecían de base legal.
Haciendo memoria del articulo 51.2 este decía “ Cuando se imponga el pago de las costas, estas se cuantificarán en un porcentaje del 2 por ciento de la cuantía de la reclamación, con un mínimo de 150 euros para las reclamaciones o recursos resueltos por órgano unipersonal, y de 500 euros para los que se resuelvan por órgano colegiado. En caso de reclamaciones de cuantía indeterminada, las costas se cuantificarán en las cuantías mínimas referidas. Estas cuantías podrán actualizarse por orden ministerial”.
Para el TS, y para muchos profesionales de la materia, entre ellos este despacho, la forma de cuantificar las costas en revisión administrativa, parecían más una sanción, que en si unas costas procesales, “ la nueva redacción del artículo 51.2 del RRVA cuantifica el importe de la condena en costas de forma general y abstracta desvinculándolo del concreto procedimiento en el que se producen los gastos a sufragar y prescindiendo de estos”, en tanto que se desconecta de los costes del específico procedimiento.
Por ello y, atendiendo a dicha regulación abstracta de las costas de los procedimientos económico-administrativa, el TS estima parcialmente el recurso contencioso-administrativo y declara la nulidad del artículo 51.2 del RRVA, relativo a las costas del procedimiento, por entender que es disconforme con el ordenamiento jurídico.

Luis Tomas Romo Casas.
Managing Partner. Economista y Asesor Fiscal.

Comparte en la red...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin