Ley de segunda oportunidad – A causa de la pandemia mundial por Covid-19, ha aumentado en España el número de concursos de acreedores, a pesar de la extensión hasta final de año de la moratoria concursal. Para empresas con demasiadas pérdidas esto es una solución, pero se debe tener en cuenta que es una Ley “que tiene lagunas para quienes actúan de mala fe y buscan una solución ventajista ante sus acreedores”.

 

Nuestra socia fundadora, Belén Campos Manzanares, escribe para elEconomista sobre la inacción ante el deudor en los concursos de acreedores y la Ley de segunda oportunidad.

 

“Los acreedores cuyos créditos se extingan por la exoneración del pasivo insatisfecho, no podrán iniciar ningún tipo de acción frente al deudor para el cobro de los mismos salvo que en un plazo de cinco años desde la concesión pidan la revocación de dicha exoneración por entender que el deudor ocultó bienes durante la tramitación de su concurso”.

 

“Nada dice la Ley sobre los ingresos que se generen lícitamente tras obtener este beneficio, lo que nos lleva a concluir que si después de obtenida la segunda oportunidad, el deudor inicia nuevo negocio que le resulte rentable, al ser ingresos generador con posterioridad, en principio no daría lugar a la reclamación de las deudas exoneradas con anterioridad, pues de otro modo, poco sentido tendría este mecanismo”.

 

Para conocer toda la información, te invitamos a leer el artículo completo aquí.

 

Si desea ampliar la presente información, no dude en ponerse en contacto con nosotros enviando un correo a recepcion@ponter.es o llamando al 925 257 113 / 915 930 381.